Comunidad científica

De La Enciclopedia Apócrifa
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Comunidad autonómica de la nación ocasionalmente conocida como España. Limítrofe al norte con Burgos, al sur con el mar de las Antillas, al este con Vallekas, al oeste con John Wayne y a la derecha con Manuel Fraga. Por encima está recubierta de una sustancia gaseosa denominada atmósfera. Se divide en cinco provincias: Física, Química, Biología, Geología y Matemáticas. Gentilicio: cerebrines.

Cerebrín fabricando amigos

Historia[editar]

Durante la prehistoria en lo que hoy llamamos Comunidad Científica habitaba el mono que tiraba el hueso en la peli de 2001. El principio de la Comunidad Científica como tal, fue el Principio de Arquímedes. Más tarde se organizó como territorio autónomo bajo leyes como las de Newton o Mendel, y bajo la autoridad de un terrateniente denominado Premio Nobel. Personajes ilustres nacidos en la Comunidad Científica son Albert Einstein, Stephen Hawking (el actual presidente eterno), el doctor Iglesias Papuchi, Beakman y Eduard Punset.

Política[editar]

Actualmente, es la comunidad de España más enfrentada contra el gobierno central, ya que es la que menos subvenciones recibe. Otro problema importante es el de la inmigración: En la lengua autóctona, se les denomina becarios, y su paupérrimo sueldo hace que éstos recurran a actividades delictivas en el territorio, como la poesía o la filosofía. También sufre una fuerte emigración: Los cerebrines suelen irse a países más avanzados tecnológicamente, como Andorra. El parlamento científico lo preside Stephen Hawking, ya que, desde su silla mecánica, controla unos dispositivos instalados en cada escaño que propinan una descarga de 1.000 voltios a los señores diputados, incluso después de haber fallecido.

Costumbres[editar]

Los habitantes de la Comunidad Científica construyen viviendas que denominan laboratorio. Gustan del azulejo blanco, las mesas de acero y los artilugios de vidrio. El traje regional consiste en bata, mascarilla, gafas de pasta, gorro de papel y guantes de látex, a ser posible todo en blanco inmaculado. Las ocupaciones principales en las vidas de los cerebrines son: destripar ratas, escribir jeroglíficos numéricos con tiza y mezclar líquidos de colores. Por increíble que parezca no tienen equipo de fútbol. En el resto de España, los habitantes tienen fama de sarcásticos y prepotentes. La característica más notable de su gastronomía es que, en vez de usar aceite de oliva, cocinan con nitrógeno líquido. El plato típico es la empanada mental. Son muy famosas y aclamadas las tortillas de clorofluorocarbono.