Ojímetro

De La Enciclopedia Apócrifa
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Ojímetro (del lilliputiense: ¿¡Estás bobo o no ves la solución!?), capacidad de poder visualizar resultados matemáticos, físicos, químicos, etc. a ojo (valga la repugnancia). También es conocido como sentido común, pero aplicado al ámbito de las ciencias formales. No confundir con regla para medir ojos.

Se da por ejemplo en: No hace falta hacer la operación entera para saber que da 2, deducción que hacemos aplicando el ojímetro.

Digo 1.

Este vil concepto ha sido el quebradero de cabeza de muchos pensadores y filósofos del siglo XIXI (o chichi), pues supuso una revolución total en el ámbito de lo científico. Éste sistema de cálculo es el predecesor de la calculadora. Hoy en día la filosofía discute sobre su utilidad, ya que con calculadoras cualquier pensamiento está de más. Aunque se suele llegar al consenso de que una mínima de ojímetro es necesaria en la vida diaria, como comprobaremos en los ejemplos más abajo.

Ejemplos de uso[editar]

Veamos un ejemplo de un uso correcto y efectivo del ojímetro:

(conversación extraída de Los Simpson)

  • Nelson: A ver, Einstein, ¿cuánto es un millón más un millón?
  • Lisa: Dos millones.

Veamos cómo es inevitable usar el ojímetro en ciertos casos, para evitar situaciones como esta:

(conversación en un bazar, extraída de la vida real, juraíto)

  • Cliente: Oiga... ¿cuánto cuestan los chupachules de un duro?
  • Asistenta: Espera... ¡Mary! ¿A cuánto están los chupachules de un duro? (breves segundos después) Oye niño... ¿tú me estás vacilando?

Podría haber cogido la calculadora.


Mantenimiento[editar]

Como todos tenemos ojímetro y los usamos a diario, este muy a menudo se gasta. Esto se manifiesta con ojos rojos, picazón y/o ardor (así que eso era la mierda que me pasaba hoy en la mañana!!!!!)

El mantenimiento del ojímetro a menudo puede hacerse con:

  • Gotas especiales (¡¡¡¡¡aaahhhh mi ojo!!!!!!)
  • Lavado de ojo (¡¡¡¡Oohh, que colooooreees!!!!)
  • <------ Eso es un asterisco xD

Hay veces que el ojímetro se daña completamente, quedando completamente inutilizable, ahora es el caso de usar una clase de cristales monofocales de cristal que son monofocales (monofocasles, para los más fisnos), mal llamados por la gente como gafas.

Cómo poner tus cristales monofocales frente a tu ojímetro para que funcione[editar]

  • Paso 1.- Fijar los puntos A y B, en este caso, A serán tus cristales monofocales y B será tu nariz (la parte de arriba, cohone)
  • Paso 2.- Trazar la distancia que recorrerá el punto A al punto B
  • Paso 3.- Medir la velocidad con la cual llegará A hacia B
  • Paso 4.- Medir el viento (no vaya a ser que el viento te arrebate tus cristales monofocales y los haga mierda contra una pared)
  • Paso 5.- Asegúrate de que nada interfiere el paso entre los puntos A y B
  • Paso 6.- Ahora toma el punto A. Tómalo del ala que tú prefieras
  • Paso 7.- Con mucho cuidado llevalo hasta el punto B, depositando el medio cuidadosamente sobre tu nariz

Y ahora ya estás listo para decir estupideces con tu ojímetro reparado!!!!!

Situaciones donde es normal que no sirva[editar]

Comúnmente, el ojímetro no funciona en las siguientes situaciones:

  • Cuando estás drogado
  • Cuando estás borracho
  • Cuando vas de shopping con tu novia
  • Cuando miras a Aria Giovanni
  • Cuando conduces a 280 km/h
  • Cuando escuchas a Children Of Bodom en vivo