Sepias de Tajahuerce

De La Enciclopedia Apócrifa
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Sepias de Tajahuerce[editar]

Las sepias de Tajahuerce, con denominación de origen protegida, es el producto estrella de esta localidad soriana

Origen[editar]

La mayoría de la people piensa que las sepias son unos bichos raros que echan tinta y viven en el mar. Sin embargo,nada más alejado de la realidad. El origen de este ser vivo se remonta al creotacico (o por ahí cerca), cuando los perines dominaban la Península y todos los del Empalme tenían pelo. En esa época lejana y misteriosa, en el noroeste de la meseta,cerca del Moncayo, unos tentáculos blancos comenzaron a brotar de la tierra, las sepias. En ese lugar se asentó un pueblo nómada, guiado por el alcalde, especializàndose en el cultivo de ese nuevo ser.

Sin embargo su cultivo pasó desapercibido, escondido por los tajahuerzanos que preferían seguir en el anonimato. Las sepias se hicieron pasar por tanto, por moluscos. Sin embargo tres cientos años después del último avistamiento de Yásir, un grupo de franceses atraídos por el ritmo de la Orfeo llegaron a la localidad soriana, probando y desvelando para siempre este manjar.

Una vez descubiertos, el alcalde dio a conocer al mundo su producto estrella, patrocinándolo all over the world.

Sabor y textura[editar]

Las sepias de tajahuerce destacan por su blancura sonrisa vitaldent, además de motas de polvo que recuerdan al leopardo de los pinos. En el paladar destaca por su textura gomosa, parecida a mascar una zapatilla y su sabor dulce semejante al roncolocho con matices de verbena y biterkas.

Recetas[editar]

Pese al ya comentado exquisito sabor que tiene cruda, la sepia de Tajahuerce se puede elaborar en diferentes recetas

Sepia al vinillo de Noviercas[editar]

En esta receta la sepia es marinada con vino dulce de peña, y todo lo que se le quiera echar (butifarra, cacahuetes, chicles etc). Destaca por su sabor suave y el pepinazo que te pega.

Sepia con trucha[editar]

Para este plato se marina la sepia, junto con truchas de Joselu, en una salsa de Kas de naranja (nunca fanta, no seamos franceses) , vinillo cosechero de mi abuelo y agua de Novallas. Después se asa hasta que este duro como una piedra y se le añade torreznos, arroces o tortillas. (Nunca echarle queso, para las ratas; ni embutido, que lo aborrecí de pequeño)

Sepia al Grand Prix[editar]

Para esta receta solo necesitaremos sepias y cacahuetes, si no tenís pedídselos a vuestro concejal más próximo.

Además de las aquí señaladas existen un sin fin de sabrosas recetas, que convienen probar en Tajahuerce, servidas por camareros profesionales en los bares de sus padres.

Producción[editar]

La sepia de tajahuerce, D.O.P., se planta en toda la comarca de Tajahuerce durante el mes de septiembre, dos meses después se entierra bajo una capa de tierra en forma de pepino. Finalmente se recogen el 40 de Mayo (de esta fecha proviene también el afamado refrán: Hasta el 40 de mayo, patada en los cojones.[1]

Jornadas de las Sepias[editar]

El veinticuince de junio durante la campaña de recolección de las sepias, tiene lugar en Tajahuerce unas jornadas de degustación, para dar a conocer su producto estrella. Estas jornadas, bajo el eslogan: no os fiís, que son mucho putas; destacan por largos discursos del alcalde y sepias.


Otros acontecimientos destacados[editar]

8 MOL

26 de Mayo

Agradecimientos[editar]

Lo paga todo el alcalde, Nicanora, Tupi y agarralo que se cae.