Tomares

De La Enciclopedia Apócrifa
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Tomares es un medio-barrio de la ciudad de Sevilla, ya que el Guadalquivir evita que éste se propague hasta la capital de España. Su extensión es de 50.000 hectáreas de terreno construído, 24.000 de parques y 2 metros cuadrados de terreno construible.

De la serie ciudades del mundo:
Tomares
150px 150px
(Bandera) (Escudo de armas)

Topónimo oficial Tomareños
País España, creo...
Código postal 41940, aunque si vives en el Camino Viejo seguro que es otro
Superficie Construída, mucha
Altitud 15 pisos sobre la Giralda
Distancia A pocos metros de San Juan
Fundación En los 70
Población Homo Sapiens Sapiens
Gentilicio Cani (el 15%), pijo (el 85%), tomareño/a (el resto)
Alcalde Don Manué Ruiz de Lopera (Jose Luis Sanz es su marioneta)
No nos queda sitio para el metro, ¡¡dadnos algo de terreno plis!!

“Yo entrego a ustedes una Tomares libre, en primera, de ustedes... VIVA TOMARES!!„

Alguien en la feria de Tomares

“El escuadrón H atacará por Urbis, mientras que el escuadrón Z lo hará por Peralta„

Los alcaldes del Aljarafedecidiendo cómo intentar invadir Tomares como resultado de su evidente envidia

Historia[editar]

Tomares surgió en los años 70 de la mano de Bill Gates, que creó este pueblo para esconderse de Steve Jobs y planificar su plan supremo para librarse de él y de los indestructibles ordenadores Macintosh. Al principio, la población de Tomares la formaban solamente cabras, olivos y actores contratados por Bill para hacer creíble su escondite ante los ojos de los Maqueros que, al final, acabaron por descubrirlo. Visto lo visto, y al quedarse solas, las cabras y ovejas del pueblo encontraron la manera de evolucionar de tal manera que pudiesen convertirse en perfectos gañanes. Sólo el 26% de las más de 237 cabras del lugar lo consiguieron, por lo que acabaron por comerse a sus compañeras no evolucionadas sin control, y a los 28 días las malas bestias murieron por inanición.

El resurgir de una aldea[editar]

A finales de los 70, el druida Panorámix en uno de sus muchos viajes por el extranjero se encontró por el camino a Tomares. Al verlo solo y abandonado decidió llamar a su amigo Obélix, que él solito pudo con el pueblecito (por aquel entonces perteneciente a Aragón) y lo trasladó hasta la Galia, cerca del Mar. Allí, durante años opusieron resistencia a las tropas del César del siglo XX, un robot con muy mala leche. Pero con lo que no contaba Panorámix era que, en el recoveco más recóndito del alféizar de la ventana del ayuntamiento se estaba desarrollando una forma de vida sobrehumana capaz de matar con solo existir. Y así fue: Panorámix, Obélix, Astéris, Edadepiedrix y todos los demás murieron al instante, al igual que los franceses, los alemanes y los finlandeses (el resto de Europa estaba de vacaciones). Viendo que no pintaba nada allí, aquella masa destructiva y de forma deforme tomó rumbo a su sitio original, creando a su alrededor un ecosistema propio, creando vida (medabots, caracoles, caballeros jedi, ewoks, valencianos y, finalmente, cantantes de pop). Este ecosistema se rompió en el mismo momento en el que se firmó el contrato de Maradona para fichar por el Cerdilla F.C., allá por los 90.

Los 90 en Tomares[editar]

En los 90, las formas de vida creadas en Tomares aprendieron a convertir la comida en armas con solo desear comer, así que todo lo comestible del poblado se convirtió en balas, UZIs, metralletas, bengalas, mecheros, cabezas de cochinillos y asientos del estadio del Cerdilla. Asi pues, todas las formas de vida existente acabaron muriendo por inanición nuevamente, dejando el poblado de nuevo a merced del primero que pasase. Esta vez, las ovejas pasaron de evolucionar (habían aprendido de la historia de su pueblo) y se fueron a vivir a la Tierra Media, donde finalmente fueron devoradas por una pandilla de Elfos hambrientos.

Aún así, en 1999, un magnate ruso del petróleo y el gas natural llamado Abramovich compró el pueblo por 265$ al biz-nieto de Chanquete, que aseguraba ser el propietario del pueblo (siendo arrestado posteriormente por estafa al pueblo ruso, teniendo que indemnizar al ruso con más de 1.900 millones de pesetas y el 57% de las acciones del Club Deportivo de la Coruña, que fue vendido más tarde a Miliki). Entonces, el ruso fichó a un grupo de hombres capaces de levantar el vuelo de aquel pueblo. Ellos eran los siguientes:

  • Juande Ramos (capataz)
  • Robert Seaman (portero de la disco)
  • Cafú (responsable de la cafetería)
  • Franzisco Bekenbahuer (barrendero)
  • Pablo Alfaro (el matón del pueblo)
  • Rafael Gordillo (constructor de las vías del ferrocarril)
  • Francisco Lampard (constructor del salón de juegos)
  • Joaquín Sánchez (el bufón de la Corte)
  • Juan Cruyff (resposable aeroportuario)
  • Roberto Jarni (cañonero, por si atacaban el pueblo)
  • Alfonso Pérez (el mago Merlín particular del pueblo)
  • Diego Armando Maradona (el Dios del pueblo)

Sin que nadie sepa cómo ocurrió, Abramovich consiguió que estos hombres procrearan sin necesidad de hembras de por medio, construyeron un fuerte, un aeropuerto, diez bancos, un Corte Inglés y tres Harrod's, una iglesia para Maradona y una esquina para los canis (o kies). Pero Abramovich empezó a enamorarse de una chica llamada Fútbol, y construyó en su honor dos grandes campos de albero en el que poder sembrar patatas. No conforme con ello, la chica exigió a su amado que usara a sus hombres para entretenerla, así que buscó ayuda en su gran amigo Don Manué, que le comentó la idea de crear un equipo de Fúrgol. Para ello, Abramovich redució Tomares a un macro-espectacular estadio de este deporte al que bautizó San Sebastián, por eso de la publicidad. Así, todos sus hombres murieron de cansancio por recorrer de arriba a abajo el terreno de juego, que medía cincuenta veces más que el de Oliver y Benji, provocando la ira de su amada y provocando la posterior destrucción del pueblecito.

El resurgir de ¿un pueblo?[editar]

En vista de todo esto, Abramovich pagó a un grupo de yonkis para que se encargase del pueblo. Gracias a ellos, Tomares ahora mismo es el pueblo con mayor crecimiento demográfico de Europa del Este, gracias a la obsesión por el sexo impuesto a sus habitantes. Además, ahora el pueblo cuenta con cerca de 20.000 soldados armados hasta los dientes (los mismos habitantes), el mayor índice del Aljarafe. Además, los aficionados al fúrgol no tienen por qué ir hasta Sevilla para disfrutar de este deporte, ya que en el pueblo existen hasta tres equipos diferentes y dos terrenos de juego.

  • La Unión Deportiva Tomares, que juega en el Estadio de San Sebastián.
  • El Club Deportivo Camino Viejo, que disputa sus partidos en el Estadio del Camino Viejo.
  • El Mascareta Club de Fútbol, que juega sus partidos en la calle que le da nombre: la Mascareta, que tiene una inclinación de un 9% (¿a quién se le ocurre?).

Celebridades en Tomares[editar]

  • El Bombita, ilustre torero que estuvo viviendo en Tomares menos de lo que dura un peo y le hicieron una rotonda.
  • La bruja Lola, señora de original peinado que trabajó en Canal 47.
  • Raquel Bollos, mujer que va de plató en plató a hacer nada que ha abierto recientemente una tienda en Tomares con su nombre, tienda que frecuentan señoras mayores que van a ver si está la "Raqué Bollo".
  • Un árbitro.
  • Los integrantes de Zeropositivo (grupo de rap sevillano, cremita)
  • Juanika y Alpargato, quienes usan como escenario de sus vídeos el municipio de Tomares.

En la actualidad...[editar]

...Tomares es uno de los pueblos con mayor calidad de vida, mayor índice de canis por metro cuadrado (7) y mayor medida del pene de sus habitantes, incluyendo a las mujeres (17'5cm de media, 3'5 por encima de la media española). Recientemente, el PP ganó las elecciones municipales con una diferencia mínima de 102 votos, persuadiendo con cantidades ingentes de natillas de chocolate al candidato del PA para que les regalase su voto y así poder destruir Tomares por enésima vez en su historia.

Ah, y es el municipio andaluz con mayor renta per cápita por detrás de Marbella (ejem, ejem...).

Además, un grupo de más o menos 500 jebis están preparando un Festival de Metal Extremo en la Plaza del Ayuntamiento en las próximas fechas, para así reventar los tímpanos del alcalde y así retirarlo de la política y restablecer la existencia de Tomares por siempre jamás y evitar así su cuarta desaparición.