Traqueotomía

De La Enciclopedia Apócrifa
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La traqueotomía (también llamada corte yugular transverso) es un proceso a través del cual una persona se le corta una parte de la garganta y se le mete un tubo que servirá de esnórquel en caso que la persona en cuestión desee nadar a pocas profundidades (usualmente el nivel del agua debe estar por debajo del cuello). Fue inventado en el año 1754 cuando Jack el Destripador falló al cortar una cabeza a la mitad y el sujeto en cuestión se dio cuenta de que no tenía que usar la nariz para respirar, por tanto no fluían tantos mocos y aparte su voz sonaba diferente y al sujeto le pareció genial. Al señor Jack nunca se le atribuyó el crédito por esta hazaña pero aún así en la comunidad psicopata-médica se le reconoce su genialidad.

Además de esto, las personas que pasan a través de este proceso pueden cambiar su tono de voz para que parezca el de una computadora lo que los hace parecer más inteligentes. La sociedad médica terrestre e intergaláctica advierte que no hay ningún chip de inteligencia que se implante en el proceso así que aunque la persona suene robótica eso no la hace más lista.

Cómo funciona el dispositivo[editar]

A pesar de lo avanzada de la tecnología actual el dispositivo aún no trabaja automáticamente por lo tanto mientras el dispositivo está instalado el sujeto no va a poder usar su voz normal porque va a sonar como globo desinflándose, por tanto la persona tiene que colocar un dedito por donde sale el aire en el tubo para poder hablar robóticamente. Recordemos para los que no son expertos en el tema que si este dispositivo se instala también puede deberse a que la narizota del sujeto se tapo y debe usar el tubo para respirar así que si tapas el tubo y cierras la boca te vas a empezar a retorcer como pez fuera del agua.

Frecuentemente la gente se preguntan si pueden instalarse ellos mismos el dispositivo. Recordamos que es una proceso médico espacial que solo pueden hacer médicos o robots certificados con IA programados por vecinos de Marte o Júpiter especialistas en lenguaje robótico humanizado. Hacerlo en casa puede resultar en un paso rápido al otro lado (Ver más información en nuestras bases de datos.)

El futuro de la técnica[editar]

El mejor ejemplo para mostrar de a donde se quiere llegar con esta técnica es el caso del señor Stephen Hopkings, lo ideal es que algún día se pueda tener una computadora que hable por ti y que solo tengas que darle instrucciones con un dedo (aunque el del señor Hopkings no es tan avanzado) y dejemos de usar nuestras precidadas cuerdas vocales y solo se usen para cantar y para que los eructos suenen más armónicos.

Se ha estado trabajando además sobre la posibilidad de agregar más idiomas extraños al dispositivos como la voz del Pato Donald, Mickey Mouse o gente con estreñimiento pero aún sin éxito.